No Calendar Events Found or Calendar not set to Public.

REGISTRATE   PARA PARTICIPAR DEL FORO DE ODONTOLOGIA ONLINE

LA CONVENCIÓN CONTRA LA DISCRIMINACIÓN EN LA ENSEÑANZA QUE DESARROLLÓ LA UNESCO EN EL AÑO 1960 ESTABLECIÓ QUE 'SE ENTIENDE POR DISCRIMINACIÓN A TODA DISTINCIÓN, EXCLUSIÓN, LIMITACIÓN O PREFERENCIA BASADA EN LA RAZA, COLOR, SEXO, IDIOMA, RELIGIÓN, LAS OPINIONES POLÍTICAS DE CUALQUIER OTRA ÍNDOLE, EL ORIGEN NACIONAL O SOCIAL, POSICIÓN ECONÓMICA O NACIMIENTO QUE TENGAN COMO FIN O COMO EFECTO DESTRUIR LA IGUALDAD DE TRATO'

 

Material proporcionado por:

Dr. Clemente Ravaglia
Güemes 4560 - Pta. Baja
(1425) Buenos Aires Argentina
Tel 54-11 - 774-2396
TeleFax 54-11-775-3928
e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Los albores del tercer milenio nos encuentra inmersos en un mundo lleno de cambios. La informática que nos colma de progresos de día en día. La medicina que debe hacer frente continuamente a nuevas afecciones que hasta ahora se desconocían. La continua búsqueda de la paz mediante la concertación de normas de convivencia que a menudo no se cumplen y en todas las actividades de la vida, sea cuales fueran estas, o milagro, encontramos ese hecho que se llama discriminación.

La convención contra la discriminación en la enseñanza que desarrolló la UNESCO en el año 1960 estableció que 'se entiende por discriminación a toda distinción, exclusión, limitación o preferencia basada en la raza, color, sexo, idioma, religión, las opiniones políticas de cualquier otra índole, el origen nacional o social, posición económica o nacimiento que tengan como fin o como efecto destruir la igualdad de trato'.

Es decir que etimológicamente significa toda acción de segregación o separación; de un trato desigual social.

Se puede poner en practica por medio de la agresividad, la burla, el aislamiento, el maltrato físico o psíquico, la explotación, la indiferencia, etc. hacia la persona a quien se espera o se quiere dejar de lado o segregar.

Es una conducta que se adquiere o se aprende repitiendo actitudes o modelos de los integrantes de una sociedad o determinado grupo social o comunitario y se llevan a cabo en perjuicio de lo que se considera inferior o falto de valor.

Vale decir que se puede ejercer discriminación en forma voluntaria si se ha aprendido o involuntariamente si se hace por repetición.

Existen dentro del contexto de la sociedad diferentes tipos de discriminación:

Racial: es inculcado por muchas comunidades; no es innato.

Ej.: niños blancos que se llegan a considerar superiores a los negros.

Social : la dependencia económica; el mas fuerte sobre el más débil con todas las implicancias que esto conlleva (posibilidades de salud, de calidad de vida, de futuro, etc.

De sexos : La supuesta superioridad del hombre sobre la mujer.

En fin, serían de muy larga enumeración los ejemplos que en la convivencia de una sociedad podemos encontrar, algunos conocidos y otros ignorados.

Toda esta introducción ha sido para ponernos en tema y ver si podemos asumir los odontólogos y todas las instituciones ligadas a la odontología, del tipo que sea y sin excepción, que nosotros también lo hacemos y podemos incluirnos en cualquiera de las causales enumeradas de discriminación.

Pero triste es que lo hagamos, discriminar, a quienes no tienen en la mayoría de los casos ni siquiera oportunidades de defensa, o sus familiares o guardas, posibilidades de acceder a otros caminos para resolver la problemática que los rodea.

Me refiero específicamente a las posibilidades de recibir una atención odontológica digna en calidad y cantidad de los pacientes portadores de discapacidades diversas o los llamados pacientes especiales.

Tratar de hacer un análisis de las causas que producen el hecho que nos ocupa lo más objetivamente posible, sin intención de generar molestias a nadie pero si con el deseo de despertar inquietudes y motivar el tratamiento del tema en los máximos niveles que correspondan para generar soluciones acordes con las necesidades, con las posibilidades, con las responsabilidades y con la lógica.

El Problema:

Ya Nowak, cuando escribió su libro, manifestaba que la atención buco-dental de los pacientes discapacitados es la mayor necesidad de salud aún no resuelta por las comunidades.

Esto sigue siendo válido en la mayor parte de los países que están en vías de desarrollo, también llamados del tercer mundo, donde la situación de su atención odontológica puede ser considerada, generalizando, como casi ignorada.

Con excepción de algunos grupos de profesionales que se ocupan de estos pacientes tratando de dar forma a un conjunto de normas básicas para su atención, aportando su buena voluntad y vocación de servicio, improvisando a veces, existen muy pocos lugares o no los hay, donde se pueda aprender ello.

Los hechos se suceden de la siguiente manera:

1 ) Esta franja de pacientes, en un alto porcentaje pertenecen a una clase socio-económica-cultural baja, sin muchas posibilidades de superar las barreras discriminatorias que esta situación les impone.

2 ) Ello sucede tanto en los Servicios Públicos de Salud como en los privados, no obstante existir la Ley Nacional Nº 22431 de protección al discapacitado, que puntualiza en la Argentina, todas las alternativas posibles.

3 ) Los profesionales conocedores de la problemática odontológica de ellos son muy pocos.- Sucede porque el tema de su atención materialmente no se trata en nuestro sistema de enseñanza oficial o en las Asociaciones de Grado Odontológicas. Otra forma de discriminación.

4 ) El tiempo empleado para la atención de estos pacientes y los gastos que ello requiere en concepto de personal, equipamiento y otros, son mayores y muchas veces improductivos si se los compara con los pacientes normales, con quienes a los efectos de los aranceles a aplicar se pretende equiparar.

Los odontólogos capacitados, al no sentirse motivados y remunerados con justicia, de acuerdo al tiempo utilizado (se discrimina al profesional y su trabajo), opta por no atenderlos o bien derivarlos sin dar solución a sus problemas.

5 ) Otra forma de discriminación es derivarlos a alguna institución hospitalaria para ver si lo tratan bajo anestesia general, ignorando si esa es la vía más adecuada de abordaje para el paciente, no solo buco-dental sino de su rehabilitación general.

Seguir enumerando los problemas y las discriminaciones que rodean a la atención de los pacientes portadores de discapacidades creo que sería una tarea demasiado larga, que insumiría una enorme cantidad de precioso tiempo.

Por tal razón me permito afirmar que en el tratamiento del tema de la atención odontológica de los Pacientes Especiales ya pasó el tiempo y se acabó la figuración de las personas o de los nombres y comenzó el tiempo de la confección de planes y de su ejecución.

Es el momento de tratar la situación planteada en profundidad por la importancia que día a día adquiere, y como dijera J. Joubert recordar que 'El objeto de toda discusión no debe ser el triunfo, sino el progreso '.

CONSIGNA PARA EL TERCER MILENIO

Salud bucal para el año 2000 también para los pacientes especiales y portadores de discapacidades.

Para ello debe haber promoción, prevención, tratamiento sin discriminación y Rehabilitación.