CON FOBIA, EL MIEDO SUPERA A LA AMENAZA, PERO EL SUFRIMIENTO A MENUDO TIENE POCO CONTROL SOBRE SUS REACCIONES.

 

Material proporcionado por:

Andrew Solecki
Simply4u
Life Coaching, Dental Phobia Coaching, NLP and Reiki

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Teléfono: 08453 456 961
Móvil: 07754 953749
Correo de voz / Fax: 07750 548087
website: http://www.simply4u.co.uk

Mis dientes empeoraron progresivamente. Habían más cavidades. Se comenzaron a despedazar y romper al nivel de la encía. Los abscesos aparecían en forma regular y a menudo duraban por varios días, inflamando el lado de mi cara.

El dolor constante era casi insoportable, pero mis miedos me impedían buscar ayuda. Tomaría analgésicos como si fueran caramelos, pero aún no podía ir al odontólogo debido a mis miedos inconscientes. Probé varias maneras de sacar los dientes problemáticos para intentar parar el dolor, desgraciadamente fallando y haciendo la situación cada vez peor.

Con fobia, el miedo supera a la amenaza, pero el sufrimiento a menudo tiene poco control sobre sus reacciones. Mis pensamientos racionales me decían que el dolor que sentía en ese momento, no sería ni por cerca tan malo como el que podría experimentar teniendo un tratamiento dental. Mi mente inconsciente no estaba de acuerdo... el miedo ganó. Se ha dicho, 'cuando duele mucho, la gente va al dentista". ¡Esto ciertamente no es una verdad si usted es un fóbico dental!.

Ahora, no solo estaban mis miedos frenándome para ir al odontólogo sino que además estaba avergonzado por la forma en que se veían mis dientes. Pensé que el dentista nunca habría visto dientes en tan mal estado como los míos y sabía, de experiencias anteriores, que ellos nunca entenderían. Una vez más me rechazarían y me harían sentir humillado e indecente por la manera en que dejé deteriorar mis dientes.

Es asombroso como nuestras mentes trabajan cuando estamos limitados por nuestras propias creencias y desconocimientos. Por ejemplo, como varios de mis dientes posteriores se habían roto al nivel de la encía, y las encías se habían inflamado alrededor de ellos, pensé que la única manera de tratar el problema era cortar las encías para sacar todos los trozos hacia fuera. Esto no ayudó en nada a la situación y sólo sirvió para reforzar el miedo que ahora domina mi vida.

El hecho de comer comenzó a ser un problema también. Es difícil masticar alimentos cuando los principales dientes se están deshaciendo. Tendería a masticar de un lado de mi boca hasta que esto causara dolor. Entonces utilizaría el otro lado. Eventualmente esto también comenzaría a lastimar y las únicas opciones serían morder por el centro, o comer solamente alimento blando, hasta que el dolor finalice.

He estado siempre consciente sobre el estado de mis dientes. Cuando hablaba con otras personas, colocaba estratégicamente mi mano delante de mi boca para ocultarlos. Sonreía muy raramente, pues esto revelaría mis dientes. No solo me sentí desgraciado, sino que también me veía así. Con frecuencia he tenido pesadillas con dientes y desperté a menudo con pequeños pedazos quebrados de dientes en mi boca.

El estado de mis dientes también me impedían visitar a un doctor, en especial si pensaba que existía la más remota posibilidad que él quisiera mirar mi boca. ¡Todos estos factores formaron mis miedos, y obviamente era el único que se sentía de esa manera!. Si usted es lo suficientemente desafortunado de sufrir fobia dental, quizá sepa lo que esto significa. La situación fue empeorando progresivamente. No solo mi salud física estaba sufriendo. También había perdido la confianza en mi mismo y la autoestima, además había comenzado a experimentar ataques de pánico. No podía ver ninguna salida, y era difícil buscar ayuda porque estaba demasiado avergonzado de admitir frente a otros como me sentía. Mi vida estaba fuera de control y me sentí aislado y solo.

Con el tiempo me encontré con una 'encrucijada' en mi vida y reconocí que algo debía hacerse. No podía continuar sufriendo de esa manera. Aproximadamente un año antes de esto, había leído un artículo en "Derby Evening Telegraph" sobre un dentista que había tratado a personas como yo, y decidí ver si él podía ayudarme. Ahora, pensé, es el momento de recuperar el control de mi vida. Fue una decisión difícil de tomar, pero finalmente resultó ser una de las mejores cosas que podía haber hecho.

Pronto me dí cuenta que no todos los dentistas eran aprendices del Marqués De Sade. Había encontrado uno quién realmente se preocupó, y se dio cuenta de que había una persona detrás de los dientes. Fui tratado con cuidado y comprensión, y nunca me hizo sentir insignificante.
Mi tratamiento fue realizado de a un paso a la vez, y nunca me empujaron más allá de mis propios límites. Este mismo progresó lentamente pero seguro, y comencé a sentirme mejor. Cada éxito que tuve me ayudó a reconstruir mi confianza. Comencé a entender cuánto había distorsionado mi propia mente mi pensamiento sobre los dentistas.

¿Cuán distorsionado estaba mi pensamiento? Bien:

- en el transcurrir de todo mi tratamiento solo experimenté un leve dolor una vez, y éste duró apenas un segundo.
- los trozos de diente fueron los más fáciles de sacar. Mis encías no necesitaron ser cortadas.
- el odontólogo había visto dientes peores que los míos.
- el odontólogo no me hizo sentir sucio, estúpido, ni me rechazó por el estado de mis dientes.
- no era el único que tenía tales miedos.

Con una mirada retrospectiva, podría haberme evitado mucho dolor, incomodidad y sufrimiento. Solo espero que este relato de mis propias experiencias proporcione "perspectiva" para cualquier persona que esté experimentando problemas similares, y les dé el ímpetu que les permita tomar las medidas necesarias para vencer "el miedo".

Por favor, no dejen que sus vidas sean controladas por experiencias pasadas como lo hice yo. Tenemos dentro nuestro los recursos para permitirnos encontrar la mejor manera de manejar el problema.
Esto puede lograrse, y el miedo realmente compensa la amenaza en gran medida. Una vez que usted le haga frente al miedo, podrá ver por qué es y derrotarlo.

Andrew Solecki, B.Sc.hons MANLP
PO Box 5005, Derby, DE1, 9FS
United Kingdom
44(0)1332 865900
e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
website: http://www.beyondfear.org

Andrew Solecki es el fundador de Beyond Fear, el recurso de autoayuda sobre fobia dental. El ha aparecido en la televisión nacional del Reino Unido y ha sido entrevistado varias veces en estaciones de radio locales sobre fobia dental. El es un NLP (Neuro Linguistic Programming) Master Practitioner y ha logrado el nivel dos de Reiki.