EL ALUMNO NECESITA ENCONTRAR, DURANTE SU PERMANENCIA EN LAS CLASES, SITUACIONES CONCRETAS, DONDE PODER EJERCITAR TÉCNICAS QUE LE PERMITAN MEJORAR SUS CONOCIMIENTOS. HAY UN MAYOR NÚMERO DE IDEAS PARA RESOLVER PROBLEMAS Y MEJORAR PROCESOS, POR LO CONSIGUIENTE UNA MAYOR ACEPTACIÓN DE SITUACIONES, CON UN ÍNDICE DE IMPLEMENTACIÓN MÁS ALTO.

 

Material proporcionado por:

L.O. Jaime Ruiz Carreño
Profesor del Centro interdisciplinario de ciencias de la salud, unidad Milpa Alta, del Instituto Politécnico Nacional.

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Resumen

The student needs to find, during his permanency in the classes, concrete situations, where to be able to exercise technical that allow him to improve his knowledge. There is a bigger number of ideas to solve problems and to improve processes, for the rising thing a bigger acceptance of situations, with a higher implementation index.

That the student learns how to work with shared responsibility that establishes an own style in his activities with all the members of the team that feel equally responsible. The talents and the creativity singular are to the service of the work of the team, success for all.

The study of the operation of the groups and teams in the organizations in the last years, it is the discovery of the lists that, in a spontaneous way, the members of a team complete.

All the members of a team carry out a double different list to grow and to reach their goals. If the student learns, the professional applies it.

It is difficult to play this topic of working in team, like a tool more that he/she helps the students two to be better, but the social reality can transform with the full participation of its members; inviting all the participants that intervene in the formation of the students of the area of the dentistry, to the change, since it is question of attitude, we should promote, the non resistance to the change.

Abstract

El alumno necesita encontrar, durante su permanencia en las clases, situaciones concretas, donde poder ejercitar técnicas que le permitan mejorar sus conocimientos. Hay un mayor número de ideas para resolver problemas y mejorar procesos, por lo consiguiente una mayor aceptación de situaciones, con un índice de implementación más alto.

Que el alumno aprenda a trabajar con responsabilidad compartida, que establezca un estilo propio en sus actividades con todos los miembros del equipo, que se sientan igualmente responsables. Los talentos y la creatividad individuales están al servicio del trabajo del equipo, éxito para todos.

El estudio del funcionamiento de los grupos y equipos en las organizaciones en los últimos años, es el descubrimiento de los roles que, de manera espontánea, cumplen los miembros de un equipo.
Todos los miembros de un equipo desempeñan un doble rol diferente para crecer y alcanzar sus metas. Si el alumno aprende, el profesional lo aplica.

Es difícil tocar este tema de trabajar en equipo, como una herramienta más, que ayude a los alumnos dos a ser mejores, pero se puede transformar la realidad social con la participación plena de sus miembros; invitando a todos los participantes que intervienen en la formación de los alumnos del área de la odontologia, al cambio, ya que es cuestión de actitud, debemos promover, la no resistencia al cambio

Tendencias y retos en la Educación Superior

El conjunto de esas tendencias podría resumirse en dos grandes grupos que participan en varias de las tendencias antes mencionadas: 1. Globalización y 2. Sociedad del conocimiento.

El fenómeno de globalización puede explicarse de la siguiente manera: la segmentación internacional de procesos productivos orientados hacia mercados externos lleva a que las operaciones se realicen de manera simultánea en diferentes sistemas de producción, localizados en varios países, dividiendo las cadenas productivas e internacionalizándolas. Ello quiere decir, sencillamente, que "las economías en el mundo se enlazan, complementan y se vuelven interdependientes a través de una red de relaciones de mercado múltiples y constantes" (Aguilar, 1999).

Los fenómenos de la globalización no se reducen a una manifestación económica o financiera, aunque fue allí donde se originó y difundió el término. Sin embargo, como fenómeno determinante tiene múltiples expresiones en todos los órdenes de la vida social que ahora son claramente perceptibles, entre otros: patrones culturales y de consumo, influencia de los medios masivos de comunicación, configuración de estructuras educativas (nuevos modelos académicos, etc.), difusión de conocimiento e innovación. Todo lo anterior influye en cualquier parte del mundo.

Por lo que toca a la Sociedad del conocimiento, se entiende como el conjunto de aspectos provenientes del avance en las ciencias de la información y su aplicación en los diferentes campos de la vida económica, productiva y científica. Se dice que la aparición de este fenómeno está marcada por el hecho de que el conocimiento se convierte en el factor económico principal, dentro de una sociedad organizada.
Aunque con entidad científica propia, la metodología cualitativa debe establecer puentes con otras orientaciones metodológicas: la captura del significado y la determinación de la medida, lejos de ser ejercicios antagónicos, pueden y deben integrarse en diseños multimétodo que mejoren el rigor de las investigaciones

Drucker (1993), al respecto dice que se trata del cambio de una época basada en la producción industrial, a otra donde los principales bienes tienen como origen el conocimiento y ésto está transformando la naturaleza de las sociedades en el mundo.

Dentro de la globalización, y no obstante su manifestación más evidente en los países desarrollados, los gobiernos nacionales continuarán jugando un papel preponderante.

En cuanto al destino de cantidades crecientes de sus presupuestos a la formación de recursos humanos en todas sus modalidades, considerando dichas cantidades con el carácter de inversión social.

Frente a los fenómenos de la globalización y la sociedad del conocimiento, la tarea de las casas de estudio del nivel superior, debe ser, la de actuar con calidad y pertinencia en todos sus procesos, en particular los referentes a la formación de capital humano. Como se ha expresado: "la calidad de la enseñaza superior consiste esencialmente en que los egresados de las universidades tengan una formación tal, que los lleve a satisfacer realmente las variadas y profundas necesidades de la sociedad, pero sobre todo, tener la capacidad de transformar las enormes desigualdades que enfrenta nuestro país".

Proceder de esa manera, ante el contexto nacional, presupone asimismo, dos características que condicionan severamente el actuar de las instituciones de educación superior.

Por un lado, reconocer la disparidad o el alejamiento que en muchas áreas del quehacer de la educación superior, se tiene respecto al medio social y sus necesidades.

Por el otro, recordar en todos los procesos de cambio y de innovación, que el medio social tiene singularidades insoslayables, como los fenómenos de pobreza y de inequitativa distribución del ingreso entre la población, los cuales deberán reflejarse en las formas en las que cada institución presta sus servicios educativos, y en las alternativas que brinda a los estudiantes y a la sociedad.

Al respecto, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES, 2000), en su documento "La educación superior en el siglo XXI", señala que en las condiciones actuales, tanto del sistema de educación superior como de las instituciones educativas en general, difícilmente podrán responder a los desafíos que les presenta el entorno, si no se transforman con profundidad, dejando de ser sistemas cerrados y conservadores para convertirse en sistemas abiertos, de gran calidad, innovadores, flexibles y dinámicos, que respondan, a su vez, a las nuevas formas de organización y trabajo, y a los cambios en el entorno científico, tecnológico y social.

En consecuencia, el reto es mejorar sustancialmente la calidad de la educación superior, considerando la cobertura, pertinencia, eficiencia y equidad, como características deseables que permitan conformar un verdadero sistema.
Al mismo tiempo, se deberá atender la creciente y más diversificada demanda, constituida por el incremento de la población en el grupo de edad de 20 a 24 años y por la incorporación de nuevos demandantes de servicios educativos, se puede ver en el rechazo de miles de aspirantes, que sinceramente ¿Qué va a pasar con ellos?, ¿Se incorporaran al mercado laboral? o simplemente ¿Esperarán otra oportunidad? Y por otro lado los egresados profesionales de todas las edades que requieren recalificar para postgrado y actualizar sus conocimientos.

Por su parte, el Programa Nacional de Educación 2001- 2006 (SEP, 2001), señala que aún cuando se ha avanzado, la educación media superior y superior todavía no alcanzan la fortaleza requerida para garantizar la calidad, pertinencia, cobertura y equidad. Además, se indica que es todavía un reto superar la rigidez de las estructuras académicas, la elevada escolarización de los programas educativos y las modalidades centradas en la enseñanza que limitan las posibilidades de continuación de los estudios. Finalmente, en cuanto a la pertinencia, se destaca el desafío de mejorar la articulación entre la formación profesional y los sectores productivo y social.

Las instituciones de educación superior de México como actor relevante, tienen ante sí tres grandes retos: a) dar respuesta a los requerimientos derivados de la sociedad del conocimiento y del mundo cada vez más interrelacionado y exigente; b) contribuir a la satisfacción de demandas educativas derivadas de las profundas desigualdades sociales del país; c) sin que ello implique una prelación, el desafío de mejorar cada vez más el propio desempeño institucional en la prestación de todos sus servicios.
Tales retos deben asumirse como un quehacer fundamental de las Instituciones de Educación de nivel superior, pero renovando los programas que ofrecen, que sean de alta calidad, con pertinencia, innovadores y flexibles.

Incorporar experiencias de trabajo en equipo, desarrollo de la creatividad y de la capacidad emprendedora, y destrezas-habilidades en la solución de problemas.

Proporcionar múltiples espacios de aprendizaje más allá de las aulas; espacios en los que la investigación, los proyectos de vinculación con el entorno, el trabajo en equipo, la actividades deportivas y culturales, consideradas como actividades formativas, ayuden al fortalecimiento de sus capacidades y que puedan incorporarse en un mercado global, nacional ó internacional cada vez más competitivo.

Problemática (lo que pasa en el aula y lo que dicen los autores)

Las técnicas didácticas que se están empleando, no son las indicadas , creo que la gran mayoría de los profesionales, que no sean del área educativa, y que se incorporan a trabajar en la formación de nuevos profesionales, no tienen ni idea, ni lo mínimo indispensable para transmitir el conocimiento, aún cuando sean unas lumbreras en su materia, es por ello, que es necesario, no sólo incorporar currícula específica de la carrera que se desee estudiar, sino que además, incorporar las materias sobre técnicas de educar a los demás. Para que se vuelvan multiplicadores y en determinado momento que por aras del destino se tengan que incorporar a dar clases, no se vean afectados, como los que actualmente estamos trabajando en las diferentes carreras de formación de los profesionales del área de la salud, que lo más que podemos hacer, es tratar de dar las clases tal y como las recibimos de nuestros maestros.

Es necesario que se programen actividades muy variadas -no meramente cognoscitivas- que permitan al alumno reflexionar y repetir con frecuencia actos con los que ejercitarse. El alumno necesita encontrar, durante su permanencia en las clases, situaciones concretas, donde poder ejercitar técnicas que le permitan mejorar sus conocimientos. Entre las actividades que pueden programarse; unas tendrán por objeto el valorar las virtudes y estimular su adquisición, por ejemplo, la importancia del orden en la investigación experimental; y otras, que ofrecerán ocasiones concretas para ejercitarlas, como participar en un trabajo en equipo.

Los equipos son necesarios, debido a que los problemas que se presentan en la atención de la salud, son cada vez más complejos y multifacéticos, la resolución de estos problemas requiere muchos puntos de vista y la colaboración eficáz de varios profesionales a la vez, lo que crea un ámbito de trabajo más amplio donde no se puede bucar culpables, sino responsables.

Hay un mayor número de ideas para resolver problemas y mejorar procesos, por lo consiguiente una mayor aceptación de situaciones, con un índice de implementación más alto.

Responsabilidad compartida, establecen un estilo de trabajo en el que todos los miembros del equipo se sienten igualmente responsables. Los talentos y la creatividad individuales están al servicio del trabajo del equipo.

El estudio del funcionamiento de los grupos y equipos en las organizaciones en los últimos años, es el descubrimiento de los roles que, de manera espontánea, cumplen los miembros de un equipo.

Todos los miembros de un equipo desempeñan un doble rol. Por una parte, la función que la persona desempeña como miembro del equipo: el alumno que se encarga de organizar. El segundo rol es importante en lo referente a eficacia, en el que cada miembro adopta y determina la forma en que el equipo funciona con los demás alumnos.

Cuando observamos el funcionamiento de un equipo, es importante no trabajar solo en está observación, es importante pedir el apoyo de otros profesores que nos ayuden a situase en diferentes ángulos para observar el comportamiento desde diferentes ángulos que nos indiquen el comportamiento, vemos como unos miembros siempre aportan ideas, mientras que otros tienden a decidir y actuar, otros a integrar ideas, otros a resumir, entre otros comportamientos.

Los problemas de investigación en salud son tan complejos que requieren abordajes diversos.
-Cuando detrás del problema se descubre la influencia de componentes culturales, de comportamientos o de creencias, se precisan diseños flexibles que permitan al investigador comprender la realidad y el entorno donde se produce.

-Se puede establecer una relación de igualdad entre el investigador y el investigado: modificando la relación sujeto-objeto por la de sujeto-sujeto (reduciendo la distancia cultural).
-Se puede transformar la realidad social con la participación plena de sus miembros.
-Los saberes populares son tan creativos que aportan soluciones originales y asumibles por la mayoría, ya que están adaptadas culturalmente.

-Mostrar la realidad es un hecho tan científico como demostrar las causas que la producen.
-La investigación cualitativa, utilizada sobre todo en el contexto de las ciencias sociales, es el enfoque idóneo para abordar nuevas dimensiones de la salud, o viejos problemas que se han resistido a estrategias convencionales.

La fenomenología interpretativa o hermenéutica de Heidegger, cuyo objetivo es comprender las habilidades, prácticas y experiencias cotidianas, y articular las similitudes y las diferencias en los significados, compromisos, prácticas, habilidades y compartir las experiencias de sus miembros en la utilización de técnicas cualitativas aplicadas a la investigación del trabajo en equipo en el área de salud.
De las investigaciones sobre el funcionamiento de equipos de trabajo.

Coordinador. Coordina los esfuerzos de todos para alcanzar metas, aunque no ocupe el cargo de líder.
Impulsor. Está lleno de energía, "empuja" a los demás para avanzar.

Creador. La persona llena de ideas, fuente de propuestas y sugerencias.

Evaluador. Analiza las ideas presentadas, valora su pro y su contra, proporciona instrumentos de análisis.
Realizador. Es el organizador práctico que transforma las decisiones y estrategias en tareas definidas y realizables, que los miembros del equipo puedan manejar.

Investigador. El que aporta ideas del "exterior" de la organización, su papel principal es evitar que el equipo se quede estancado. A veces se confunde con el "creador" pero, a diferencia de este, no aporta ideas originales, sino conocidas por sus lecturas, observaciones, u otras fuentes externas.

Comunicador. El más sensible para identificar necesidades e inquietudes de los demás miembros... Su instinto lo lleva a crear ideas en los demás, sirve de "puente" en el manejo de conflictos.

Rematador. Se preocupa por lo que puede estar mal hecho, se preocupa por los detalles para asegurarse de que se ha hecho todo y nada se ha pasado por alto.

En las "técnicas para el trabajo en equipo" lo más interesante es que el alumno sepa la importancia de formar parte de actividades como son: generación de ideas, logro de consenso, valoración de ideas, presentación de resultados y planeación de las acciones.

Sobre el proceso y etapas en la formación de equipos hay diversidad de propuestas, unos especialistas proponen tres etapas: reclutamiento, grupos, y equipos; mientras otros plantean siete etapas como: orientación, creación de confianza, aclaración de metas y roles, compromiso, operacionalización, alto desempeño y renovación.

Con todo lo anterior, si pudiéramos incorporar estas técnicas en la currícula, podríamos también obtener buenos resultados con los alumnos, para que aprendan a trabajar en equipo, y dominar sus técnicas, para que el día que se tengan que incorporar a un mercado laboral, esto no sea una limitante para su desarrollo profesional.

Es importante resaltar que los alumnos, al aplicar estas técnicas, en el trabajo de equipo, lo enriquecieron al hacer comentarios entre ellos de lo que se había trabajado y al elaborar el resumen se reforzaba, les quedo más clara la información, no sólo para pasar el examen, sino para comenzar a construir su conocimiento, es ahí donde me dí cuenta, que importante es ser guía, para que los alumnos busquen el conocimiento y lo hagan propio, de tal forma, que siempre estarán construyendo y haciéndolo cada vez más amplio; y así, el conocimiento se transforma en funciones donde el educando toma el objeto, lo refuerza con los demás compañeros, llevando a cabo una transición de la influencia social externa a una interna, que es el momento en que el alumno practica la internalización, adueñándose del conocimiento.

Conclusión

Con todo lo anterior, si pudiéramos incorporar estas técnicas para la formación del profesional de la educación en la currícula, podríamos obtener buenos resultados, no sólo con los alumnos, sino también con los maestros, para que aprendamos a trabajar en equipo.

Considero que si los maestros rompemos esas barreras de comunicación y envidias, entre otras cosas, que se dan en el gremio, podríamos hacer un mejor papel y con facilidad podríamos transmitir nuestros conocimientos.

Trabajo en equipo para que nuestros alumnos, puedan incorporarse al mercado laboral dominando perfectamente esta técnica, con lo que aumenta sus posibilidades de desarrollo profesional, más aún en el área de la salud, que hoy en día es absolutamente interdisciplinaria, ya que el paciente requiere atención integral, por lo que se le atiende de forma biológica- psicológica y social.

Es necesario que se programen actividades muy variadas -no meramente cognoscitivas- que permitan al alumno reflexionar y repetir con frecuencia actos con los que ejercitarse. El alumno necesita encontrar, durante su permanencia en las clases, situaciones concretas donde poder ejercitar las diferentes técnicas que le permitan mejorar sus conocimientos. Entre las actividades que pueden programarse; unas tendrán por objeto el valorar las virtudes y estimular su adquisición (por ejemplo, la importancia del orden en la investigación experimental) y otras ofrecerán ocasiones concretas para ejercitarlas, como participar en un trabajo en equipo -solidaridad-, informar sobre las dificultades o sobre el trabajo que se realice -sinceridad-, ayudar a un compañero -espíritu de servicio-. Con lo anterior podemos mejorar significativamente el aprendizaje de los educandos.

La orientación académica personal, no es una función propia del preceptor de cada alumno, sino que corresponde a todos los profesores, a cada uno, en las materias que imparte.

Si todo profesor realiza una función orientadora de los alumnos a través de su labor diaria, es obvio que ha de manifestarla, sobre todo, en lo que se refiere al aprendizaje de la materia que enseña, con un seguimiento personalizado de cada alumno dentro y fuera del aula, adelantándose en lo posible a las dificultades para arbitrar los medios más oportunos en cada caso (como puede ser una actividad de refuerzo), el repaso de los objetivos fundamentales con un grupo reducido o una nueva explicación de un tema determinado de especial dificultad o interés.

La tarea de educar presupone en quien la ejercita, un mínimo de cualidades personales de competencia, actitudes, ilusión profesional e interés por mejorar de continuo la propia formación, junto a la madurez personal y el equilibrio emocional indispensables para quien debe orientar a otros.

Es aquí donde remarco la importancia de, no solamente trabajar en equipo con los alumnos, sino más bien creo, que para que ésto aterrice con los alumnos, es necesario trabar en equipo entre los profesionales de la educación.

Por otra parte, es bastante evidente, si nos atenemos a la experiencia, que los problemas se pueden abordar y resolver cuando se atiende en conjunto, no cabe duda de que el trabajo en equipo, es una necesidad insoslayable para actuar en una realidad social con complejidad creciente. De ahí las múltiples propuestas sobre trabajo interdisciplinario o multidisciplinario (trabajo en equipo).

Es importante resaltar, que el alumno trabajando en equipo, construye su conocimiento y lo va enriqueciendo, el alumno utiliza los diferentes instrumentos que le permitan la aplicación de su memoria. La actividad conjunta entre el profesor y el alumno serán activas, el profesor pasa a ser el facilitador, para que guíe al alumno y que él mismo aprenda a aprender, construyendo diferentes andamios que le ayuden a alcanzar sus metas, el novato es el alumno y el experto es el profesor, el primero construye un sistema organizado que le permita tener una idea y el segundo construye su sistema mediante la experiencia propia; el alumno pone en práctica los conocimientos adquiridos durante la participación en grupo, los refuerza con el apoyo de la bibliografía y concluye nuevamente con la práctica del mismo y así se repite constantemente su formación.

Esta actividad permite que el alumno disfrute de conciencia, de memoria, de atención, así como algunas categorías prestadas por el profesor, que suplementan y conforman paulatinamente su visión del mundo, y éste lo construye poco a poco.

La capacidad del sujeto se puede situar en dos niveles diferentes, entre lo que puede hacer por si solo, y su nivel de desarrollo potencial, lo que puede hacer con la ayuda de otros, llamado por Vygotsky como la zona de desarrollo próximo, el aprender de una manera organizada, provoca un desarrollo mental. Es importante la interrelación con la sociedad, para que el alumno de una manera individual se apropie el conocimiento.

"Su mente será su mente social que funcione en el exterior". Liev Semionovich Vygotsky.

Fuentes de información

Vilches, A., y Furió, C. "Ciencia, Tecnología, Sociedad: implicaciones en la educación científica para el siglo xxi". Madrid, (1999)

ANUIES (2000). La educación superior en el siglo XXI. Líneas estratégicas para su desarrollo. Una propuesta de la ANUIES, México, ANUIES.

Clark, B. R. (1997). Las universidades modernas: espacios de investigación y docencia, México, UNAM-Porrúa

Martínez Rizo, F. (2000). Nuevos retos de la educación superior.
Funciones, actores y estructuras, México, ANUIES.

Wilson Learning Corp, (1992) "Cómo crear un Equipo de Alto Rendimiento en su Empresa" Editorial Atlántida, Buenos Aires

Secretaría de Educación Pública (2000). Acuerdo 279 por el que se establecen los trámites y procedimientos relacionados con el reconocimiento de validez oficial de estudios del tipo superior, México, Diario Oficial de la Federación, 10 de julio.

Koontz-Weirich (2004) "No existen reglas precisas para la formación de equipos eficaces

Drexler y Sibbet (1992) "Guía para las Mejores Prácticas del Equipo"

Mariano Martín Gordillo y Juan Carlos Gonzalez Galbarete (2002) "Reflexiones Sobre la Educación Tecnológica"Revista Iberoamericana de Educación

Cristóbal Alejandro Martínez Espino (2004) "Mejores son dos que uno"

Alexis Codina (2006) El éxito o el fracaso en los negocios es resultado de si las personas pueden trabajar conjuntamente en forma eficaz en equipo."

Alfredo C. Ángel (2005)"Trabajo en equipos autodirigidos"

María Patricia Vega López, La reflexión grupal al interior de un equipo de trabajo